¿Qué son las oposiciones?

La oposición es el proceso selectivo principal para acceder a las plazas de empleo público que anualmente convocan los distintos organismos de las Administraciones Públicas.

Cada año, las Administraciones Públicas determinan sus necesidades de personal. Estas plazas de empleo público son ofrecidas a través de convocatorias, publicadas en el Boletín Oficial del Estado y los Boletines Oficiales de las distintas comunidades, según se trate de plazas de la Administración del Estado o de las Administraciones Autonómicas y Locales.

En la convocatoria, se recogen los requisitos que se exigen a los aspirantes, el plazo para la presentación de la instancia para participar en la misma, las pruebas que habrán de superar, el mecanismo de incorporación en la Administración así como otra serie de normas complementarias.

En concreto, los procesos selectivos para acceder a un empleo público son de tres tipos:

  • Oposición: es el proceso selectivo más habitual para obtener un puesto en la Administración Pública. Este proceso selectivo consiste en la realización de una o más pruebas que determinan la capacidad y la aptitud de los aspirantes y fijan un orden de ingreso según la puntuación obtenida. Estas pruebas miden a todos los aspirantes bajo los mismos criterios y garantiza así que el acceso al puesto de trabajo se dé en condiciones de igualdad, mérito y capacidad.

  • Concurso: es el proceso en el que solo se tienen en cuenta los méritos académicos y profesionales (titulación, cursos de formación, trayectoria profesional, prácticas...) para seleccionar a los aspirantes y establecer el orden de ingreso de los mismos. El proceso selectivo de Concurso sólo podrá aplicarse en virtud de ley y con carácter excepcional.

  • Concurso-oposición: es la unión de ambas, por lo que consiste en una fase de pruebas y una fase de valoración de méritos. La valoración de méritos de los aspirantes sólo podrán otorgar a dicha valoración una puntuación proporcionada que no determinará, en ningún caso, por sí misma el resultado del proceso selectivo.

En todo caso, todas las pruebas se adecuan al puesto de trabajo al que aspira un opositor y a la Administración Pública para la que trabajará.


Para preparar tu oposición con éxito, visita nuestra sección de cursos de oposiciones.

Para más información sobre las oposiciones, sigue leyendo nuestra guía de oposiciones.